Braguetazo / Dar un Braguetazo

[casarse con alguien por interés económico]

 

Origen: El origen de esta expresión tiene que ver con una emblemática figura de la Historia y la Literatura españolas: el hidalgo.
En la jerarquizada sociedad española de la Edad Media, el grado más bajo de hidalguía era el de los hidalgos de privilegio, a quienes se concedía este título por haber hecho algún servicio a la Corona, y en esta época de Reconquista y colonización de las Américas uno de los servicios más valorados era el de tener chiquillos, cuantos más mejor.

Por tanto, a aquel (que no a «aquella», of course), que pudiera probar que había engendrado siete hijos varones dentro de matrimonio legítimo y con la misma mujer, ojo al dato, se le concedía el título de hidalgo, lo que venía con unos cuantos y muy apetecibles privilegios, entre los cuales se contaban:

  • no tener que pagar impuestos ordinarios ni extraordinarios
  • no poder ser encarcelado por deudas
  • no poder ser sometido a tormento (teniendo en cuenta la que cayó luego con la inquisición, no estaba mal tampoco.)

Así que pronto se empezó a distinguir entre los hidalgos de abolengo, de los de toda la vida, y aquellos que habían conseguido el título por haber aflojado la bragueta repetidamente, o lo que es lo mismo, por dado braguetazos como si no hubiera un mañana, consiguiendo una posición que según muchos no se merecían (al fin y al cabo, ¡las que parían eran sus señoras!).

 

Ejemplos:
—¿Sabes cómo se dice braguetazo en vasco?
—Hum. ¿Urdangarín?
—Jajajajja, ni de coña, pero lo tuyo tiene mucha más gracia, dónde va a parar.

—Ahí tienes a Romualdo, más tonto que un obrero de derechas, pero metió un braguetazo con una extranjera forrada y ahí está, a cuerpo de rey. Qué mal repartido está el mundo…
—Envidia poco sana detecto, Robustiano…
—Pozí.

 
Fuentes: http://citaenlaglorieta.blogspot.com
Imágenes: Wikimedia Commons

¿Comentarios, correcciones? ¡Házmelo saber! 😀

De perdidos al río. Ejemplos prácticos.

De perdidos, al río.

«De perdidos al río» es una frase muy común en español, proveniente, según parece, de las batallas de antaño.
¿Le gustaría saber más?
Se lo contamos. ☺

Seguir leyendo
Jurar, decir palabrotas o palabras malsonantes.

Jurar en Arameo (o en Hebreo)

¿Alguna vez se ha puesto a «jurar en arameo», a soltar «juramentos», palabrotas, o palabras malsonantes?
Le contamos de dónde viene esta expresión. ☺

Seguir leyendo

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *