¡Jesús! / ¡Salud!

[solemos decir ¡Jesús! o ¡Salud! cuando alguien estornuda]

 

Origen: Ya los antiguos egipcios y griegos creían que los estornudos eran una advertencia de los dioses, ya que los espíritus malignos y las enfermedades podían metérsenos en el cuerpo por la boca y los dioses nos hacían estornudar para ayudarnos así a expulsarlos.
Así, los griegos decía vivid a quien estornudaba, mientras que los romanos exclamaban salve.

Durante las epidemias de peste en la Edad Media los estornudos eran algunos de los primeros síntomas de la enfermedad, por lo que cuando alguien estornudaba se le deseaba Dios te de salud, Dios te bendiga o Jesús te salve, acortándose con el tiempo en un Jesús o un Salud.
Nótese que en los países de habla inglesa todavía se usa el God bless you! (Dios te bendiga) o su forma abreviada Bless you!.

 

Ejemplos:
A los extranjeros siempre les extraña que en España todo el mundo les llame Jesús cuando estornudan.

—Salud, hijo mío, salud —dijo la profesora, volviéndose a colocar las gafas sobre la nariz y arreglándose el pelo, ya que el estornudo del pequeño Pablito le había cambiado la raya de lado.

 
Fuentes: www.muyhistoria.es, Wikipedia.org, www.ecodiario.eleconomista.es
Imágenes: Wikimedia Commons

¿Comentarios, correcciones? ¡Házmelo saber! 😀

De perdidos al río. Ejemplos prácticos.

De perdidos, al río.

«De perdidos al río» es una frase muy común en español, proveniente, según parece, de las batallas de antaño.
¿Le gustaría saber más?
Se lo contamos. ☺

Seguir leyendo
Jurar, decir palabrotas o palabras malsonantes.

Jurar en Arameo (o en Hebreo)

¿Alguna vez se ha puesto a «jurar en arameo», a soltar «juramentos», palabrotas, o palabras malsonantes?
Le contamos de dónde viene esta expresión. ☺

Seguir leyendo

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *