De Camino A Alguna Parte

Iba a vocear un ¡¡¡¡FELIZ AÑO NUEVO!!!…

…pero luego he pensado que antes de felicitar el Año Nuevo a nadie, quizás sería mejor revisar los términos y condiciones del mismo, no sea que nos entre un virus en el sistema como en el 2020…

Dicho esto, Año Nuevo, Objetivos Nuevos, ¿no? Renovación de los Objetivos Viejos No Cumplidos también vale.

Mis Propósitos de Año Nuevo son sencillos: escribir libros, crear historias, compartirlas.
Y luego está el apartado de Sueños, Deseos y Peticiones en General: poder dedicarme a eso a tiempo completo algún día.

Como con todos los Sueños y Deseos, hay que saber de antemano que son conseguibles, pero que hay que trabajar muy duro para ello. “Nadie regala nada” no es una frase hecha: es lo que hay, y quien piense que hay cosas que se pueden conseguir gratis se equivoca. Todo viene con un precio. La pregunta es si estás dispuesta a pagarlo, o no.

Yo me he dado cuenta estas vacaciones de que eso es lo que realmente me gustaría hacer con mi vida: escribir historias, compartirlas, que se lean. Y escribir también otro tipo de cosas que alegren el día un poquito a quien las lea, se lo haga más interesante, o más llevadero. E incluso si es sólo el ratito en el que está leyendo… Eso ya sería más que suficiente.
Y no es que no me guste mi trabajo: tengo la inmensa suerte de por fin haber dado con un lugar en el que realmente me siento a gusto, con unas compañeras con las que me llevo bastante bien y una clientela de las más interesantes que me he encontrado jamás. Pero mi alma me pide más.

En fin, que esto es lo que hay.
Habrá que trabajar duro, pero eso también es parte de la magia de aprender el oficio de contadora de historias: el camino es igual de interesante o más que el llegar a la meta.

A modo de curiosidad acerca de este blog, de esta página, tengo que decir que me he planteado borrar todos los posts compartidos hasta ahora y empezar de cero, concentrada más en el papel de cuentista, pero luego he pensado que no. Estos posts reflejan bastante fielmente las diferentes partes del camino andado, los intentos en una y otra dirección, y, de hecho, no creo que deje de lado no pienso dejar de lado todo el resto de cosas de “no ficción” que he ido empezando a lo largo de los meses (datos curiosos, citas bilingües y monolingües, etc.).
Y claro que la página, y los posts son caóticos. Porque los caminos de autodescubrimiento rara vez se conducen en línea recta: dan vueltas, se enrollan sobre sí mismos, se lían, se deslían sólo para liarse aún más, y, muy de vez en cuando y con una buena carga de suerte, encuentran la forma de salir adelante y desligarse del embrollo.

Así que he decidido dejarlo todo tal y como está, como comienzo de una nueva aventura, De Camino A Alguna Parte —a qué parte en concreto, ya se irá viendo, que por ahora yo sé tanto acerca del fin de este camino como ustedes: nada en absoluto.

Señoras y señores, bienvenidas al cajón de sastre de mi página, limitado reflejo de lo que me pasa por la cabeza. Pasen y lean —bajo su propia responsabilidad.

"Un viaje de mil millas tiene que empezar con un solo paso." (Lao Tsé)

De Camino A Alguna Parte

Comienzo de una nueva aventura, De Camino A Alguna Parte —a qué parte en concreto, ya se irá viendo, que por ahora yo sé tanto acerca del fin de este camino como ustedes: nada en absoluto.

Seguir leyendo

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *